skim

Dar y recibir regalos [Cultura Japonesa]

Holi!
Ya os traigo una entrada, ya estoy mejor con lo de mi recuperación, aunque sigo con la autoestima en 0 pero poco a poco iré mejorando.

Hoy os voy a comentar la cultura japonesa en cuanto a dar y recibir regalos, algo que para nosotros es normal pero que en Japón conlleva una tradición peculiar.
Un aspecto muy curioso es el número de regalos que se puede dar e incluso los de rechazar, en Japón el número cuatro da mala suerte ya que su pronunciación se asemeja a la muerte, de modo que se tiene como máximo 3 regalos para una persona.
Otra gran curiosidad es el rechazo hacia los regalos, aquí bueno se rechaza con más o menos gusto o educación, en cambio en Japón rechazar regalos es de mala educación, lo tienes que aceptar si o si aunque no te guste deberías aceptarlo ya que si le rechazas por tercera vez es una gran falta de educación y puede provocar el fin de la amistad.
dar regalos es a menudo más una obligación que una simple tradición. De la misma manera, también es una costumbre muy arraigada y prácticamente obligatoria devolver el detalle haciendo un regalo después de haberlo recibido, efecto que se conoce como okaeshi (お返し) en japonés.

Una de las cosas que más sorprende es  dar un regalo a un japonés es que éste lo agradezca pero no lo abra inmediatamente. Ésta es una tradición muy japonesa que puede entenderse como una manera de evitar tener que fingir al abrir el regalo si éste no llega a cumplir las expectativas y de esta manera se evita la vergüenza tanto del receptor como del donante. Esta norma de etiqueta es muy respetada en ocasiones formales. Entre amigos, sin embargo, cada vez es más típico preguntar al recibir el regalo si se le permite abrirlo en ese mismo instante, sabiendo que la respuesta será comúnmente “sí, ¡claro!”.

Al dar un regalo, además, hay que inclinarse de manera educada y entregar el regalo con ambas manos, con las palmas de la mano hacia arriba. El receptor lo recibirá de la misma manera, con ambas manos y haciendo una educada reverencia (muy parecido a cómo se reciben las tarjetas de visita).
Espero que os haya gustado y seguiré comentando curiosidades y características de Japón!
Un beso!